Los mejores libros con título de dragones - prólogos parte1

Los mejores libros con título de dragones - prólogos parte1

Prólogos de libros de dragones, que no solo hablan de dragones aunque lleven dragón en el titulo. Parte1

En estas líneas encontraras prólogos cuidadosamente seleccionados para que tu mente desconecte de lo mundano, del estrés, de la rutina del día a día y se evada a otro lugar inmersa en la lectura de uno de estos libros y deje volar su imaginación, relajándose y entrando en nuevos mundo sin explorar de fantasía, intriga y acción. Te recomendamos que leas los siguientes prólogos y si te engancha alguno puedes acceder a él a través de los enlaces en el titulo desde donde puedes descargarlos*

*(Recuerda que no fomentamos la piratería, por lo tanto los enlaces a descarga son sitios de pago para acceder al libro en propiedad)

A continuación lo prólogos de libros prometidos, disfrutad de la lectura.

 

Dragón - Clive Cussler

Un accidente nuclear en el Pacífico revela la existencia de un grupo ultranacionalista japonés cuyo objetivo es chantajear a Occidente bajo amenaza de colocar bombas atómicas en puntos neurálgicos, y asegurar la hegemonía comercial de Japón en todo el planeta. Sin embargo, Dirk Pitt se convertirá en el «factor humano» capaz de neutralizar el peligro que se cierne sobre el mundo. Dragón es una novela de alta tensión que no ofrece respiro al lector y que confirma a su autor como uno de los más altos exponentes del género de aventuras actual….

 

El reino del dragon de Oro - Isabel Allende

El reino del Dragón de Oro es la segunda parte de una trilogía, Memorias del Águila y Jaguar, iniciada con La ciudad de las bestias. Esta vez, Nadia Santos y Alexander Cold acompañarán a la periodista y escritora Kate Cold al Reino Prohibido, un pequeño país situado en el corazón del Himalaya.

En él se encuentra el Dragón de Oro, una valiosísima estatua de oro y piedras preciosas con capacidad para predecir el futuro y que sólo puede ser utilizada por el rey a fin de saber lo que le conviene a su pueblo. Pero alguien está planeando robarla para utilizarla con fines personales. Mientras tanto, alejados de la civilización, el lama Tesing guía a su discípulo Dil Bahadur, joven heredero del reino, por las sendas del budismo para completar su formación…

 

La caída del dragon - Peter F. Hamilton 

De niño, Lawrence Newton solo quería pilotar naves espaciales y explorar la galaxia. Pero vive en la época equivocada: la edad de los vuelos estelares del hombre está tocando a su fin, por lo que se rebela y huye en pos de su sueño. Veinte años después es el sargento de un problemático pelotón que está invadiendo otro planeta, eufemismo para un acto de piratería de una de las grandes corporaciones. Mientras está luchando en tierra, Lawrence escucha la historia del Templo del Dragón Caído, el lugar sagrado de una secta que adora a una criatura mítica que cayó de los cielos hace milenios. Se dice que allí hay un tesoro de proporciones épicas, para garantizar la felicidad eterna de un hombre. Esta información le lleva a planear una misión privada….

 

El dragón de hielo - George R. R. Martin

Todos en la aldea coinciden: Adara es una niña rara, una niña del invierno. Nació la peor helada que se recuerda y el frío se quedó para siempre con ella. Es fácil verla pasear sola por los campos helados o construir imaginarios castillos de arena y hielo. Nadie lo sabe, pero espera, impaciente, la visita del dragón de hielo. Adara no puede entender por qué todos le temen tanto si para ella es su mejor compañero de juegos. Con él se olvida de que el eterno enemigo del norte se acerca peligrosamente a la aldea y lo mejor sería huir a las tierras cálidas del sur…

 

Nueve Dragones - Michael Connelly 

Desde el otro lado del pasillo, Harry Bosch miró hacia el cubículo de su compañero y lo vio sumido en su ritual diario de alinear las carpetas apiladas, despejar de papeles el centro de la mesa y, por último, guardar la taza de café enjuagada en un cajón. Echó un vistazo a su reloj y vio que sólo eran las cuatro menos veinte; daba la impresión de que Ignacio Ferras empezaba cada día su ritual un minuto o dos antes que la jornada anterior. Aún era martes, el inicio de una semana de cuatro días después del puente del Día del Trabajo, y Ferras ya se estaba preparando para salir temprano. El desencadenante de esta rutina era siempre una llamada de teléfono...

El Oso y el Dragón 1 - Tom Clancy

Ir al trabajo era igual en todas partes y el cambio de marxismo/leninismo a capitalismo caótico no había modificado mucho las cosas; bueno, tal vez las había empeorado un poco. Ahora era más difícil circular por las anchas calles de Moscú, cuando casi todo el mundo podía tener coche y el carril central de sus vastos bulevares ya no estaba custodiado por agentes de la milicia para el Politburó y el uso de los miembros de la Junta Central, que lo consideraban su paso privado, como los príncipes del zarismo con sus trineos. Ahora se había convertido en un carril para girar a la izquierda, utilizado por cualquiera que poseyera un Zil o cualquier otro coche privado. En el caso de Sergey Nikolay'ch Golovko, el coche era un Mercedes 600 blanco, el de grandes dimensiones con carrocería clase S y doce cilindros de potencia alemana bajo el capó. No había muchos como ése en Moscú y era realmente una extravagancia que debía haberle hecho sentir vergüenza ajena… pero no lo hacía. Puede que la nomenklatura ya no fuera vigente en la ciudad, pero el rango tenía sus privilegios y él era el director de la SVR. Su piso era también grande, estaba situado en la última planta de un alto edificio de Kutusovskiy Prospekt, era una estructura relativamente nueva y bien construida, incluidos los electrodomésticos alemanes, que constituían un lujo reservado tradicionalmente a los altos funcionarios gubernamentales.

No conducía personalmente. Para eso tenía a Anatoliy, un robusto ex soldado de operaciones especiales de la Spetsnaz, que llevaba una pistola bajo la chaqueta y conducía el coche con gran agresividad, al tiempo que lo cuidaba con todo cariño. Las gruesas ventanas de policarbonato estaban cubiertas de un plástico oscuro, que impedían a los curiosos ver a los pasajeros del vehículo, y la empresa había asegurado a los representantes de olovko, al comprar el vehículo hacía dieciséis meses, que resistirían cualquier impacto, incluso el de una bala de 12,72 milímetros. El blindaje hacía que pesara casi una tonelada más que un Mercedes S-600 normal, pero eso no parecía afectar su potencia ni su comodidad. Eran los baches de las calles lo que acabaría por destruir el coche; asfaltar las calzadas era una costumbre que su país todavía no había adquirido, pensaba Golovko mientras volvía la página de su periódico matutino.... 

El Oso y el Dragón 2 - Tom Clancy 

La velocidad de las comunicaciones modernas creaba un curioso desfase. En este caso, el gobierno norteamericano estaba al corriente de lo sucedido en Pekín, mucho antes que el de la República Popular. Lo que apareció en el Departamento de Señales de la Casa Blanca lo hizo también en el Centro de Operaciones del Departamento de Estado. Allí, el oficial de guardia había decidido, razonablemente, transmitir la información de inmediato a la embajada estadounidense en Pekín. El embajador Carl Hitch recibió la llamada en su despacho, por su línea codificada. Obligó a su interlocutor a confirmar dos veces la noticia, antes de su primera reacción: un silbido. No solía ocurrir que ningún embajador acreditado fuera asesinado en su país anfitrión, y mucho menos por los propios agentes de dicho país. ¿Qué diablos haría Washington al respecto?, se preguntó..

Mientras los vientos del otoño desnudan los árboles, las últimas cosechas se pudren en los pocos campos que no han sido devastados por la guerra, y por los ríos teñidos de rojo bajan cadáveres de todos los blasones y estirpes. Y aunque casi todo Poniente yace extenuado, en diversos rincones florecen nuevas e inquietantes intrigas que ansían nutrirse de los despojos de un reino moribundo.

En Danza de dragones, el autor retoma personajes como el Rey Stannis, Jon Nieve, Tyrion Lannister o Daenerys Targaryen, narrando sus peripecias bien en el lejano norte, junto al muro, o en el caluroso sur de las ciudades esclavistas…. 

Festín de cuervos - Danza de dragones - George R. R. Martin 

George R.R. Martin continúa sumando hordas de seguidores incondicionales mientras desgrana, con pulso firme y certero, una de las experiencias literarias más ambiciosas y apasionantes que se hayan propuesto nunca en el terreno de la fantasía. Festín de cuervos, como la calma que precede a la tempestad, desarrolla nuevos personajes y tramas de un retablo tenso y sobrecogedor... 

Tierra de Dragones - James A. Owen

Tierra de dragones inició su andadura como un bosquejo incompleto de diez páginas, que fue lo último que presenté al último productor que conocí en un viaje interminablemente largo a Hollywood. Fue ese productor quien trabajó conmigo para dar forma al relato durante los meses siguientes, y quien, en noviembre de 2004, sugirió que empezáramos a ponernos en contacto con los editores. El libro que tienes en las manos no existiría de no ser por el interés, consejo y aliento de Marc Rosen y el apoyo de David Heyman. 

Fue un sonido muy nítido, el raspar quedo del acero sobre la piedra, lo primero que le indicó que sus visitas habían llegado, seguido por una extraña especie de golpeteo y arrastrar de pies.

El golpeteo que sonaba en el callejón se tornó más acusado, y de repente comprendió que no era tanto el sonido de un repiqueteo como una amortiguada algarabía de zarpas, chasqueando entre sí expectantes. Dejó a un lado pluma y cuaderno y se recostó en la silla. Era innegable. Era la hora.

La tamizada luz ambarina de una tarde inglesa penetró a raudales por las ventanas grasientas de la puerta que conducía al estudio mientras ésta se abría lentamente.

 Volvió a llenar la pipa con su mezcla especial de tabaco con canela y observó con pasajero interés que empezaban a congregarse nubes en el lejano horizonte.

 Se acercaba una tormenta.  No importaba, se dijo con cierta satisfacción. Había dicho las cosas que necesitaba decir a la persona que debía oírlas. Había protegido la valiosísima encomienda que era necesario proteger, y la había pasado a aquellos que la usarían sabiamente y como era debido.

 No había, concluyó, mucho más que pudiera pedirse de un anciano estudioso en aquel mundo, en aquella vida.  La silueta del umbral le hizo una seña, y vislumbró fugazmente el acero sumamente afilado, que se curvaba hasta finalizar en punta, cuando el brazo del visitante se alzó y volvió a descender. Los chasquidos del callejón aumentaron de intensidad.

–Saludos, profesor -dijo la imprecisa figura-. ¿Podría hablar con usted?

–No está aquí -respondió el profesor, encendiendo la pipa y dándole una buena calada-. Llegas demasiado tarde.

El visitante lo evaluó durante un momento antes de llegar a la conclusión de que el profesor decía la verdad.

–Me apena mucho oírlo -declaró-. Eso no augura nada bueno para usted.

–Lo que me suceda a mí carece ya de importancia -repuso el profesor, encogiéndose de hombros-. Puedes acabar con mi vida, pero he colocado a todo un imperio fuera de tu alcance para siempre…, y cuando todo está dicho y hecho, ¿cuál de las dos cosas es más importante?

El visitante volvió a hacer un ademán, y el golpeteo del exterior dio paso a gruñidos y aullidos de animal. Hubo una avalancha de cuerpos, y en unos segundos el pequeño estudio se llenó de acero antiguo, dolor y sangre. Cuando los sonidos dieron paso al silencio, los visitantes abandonaron el estudio tal y como lo habían encontrado, con una excepción. Pasarían varias horas antes de que las primeras gotas de lluvia de la tormenta que se avecinaba empezaran a motear el adoquinado de la calle, pero el profesor no las vería caer…. 

El vuelo del dragon - Anne McCaffrey

¿Cuándo una leyenda es leyenda? ¿Por qué un mito es un mito? ¿Cuán antiguo y desusado tiene que ser un hecho para ser relegado a la categoría de «Cuento de hadas»? ¿Y por qué determinados hechos permanecen incontrovertibles en tanto que otros pierden su validez para asumir un carácter gastado e inestable?

Rukbat, en el sector de Sagitario, era una estrella dorada tipo G. Tenía cinco planetas y uno extraviado que había atraído y retenido en el reciente milenio. Su tercer planeta estaba envuelto por aire que el hombre podía respirar, decantaba agua que el hombre podía beber, y poseía una gravedad que permitía al hombre andar confiadamente erecto. Los hombres lo descubrieron y no tardaron en colonizarlo. Hacían eso con todos los planetas habitables, y luego —bien por insensibilidad o a través del colapso del Imperio, los colonos nunca lo descubrieron y eventualmente se olvidaron de preguntarlo— dejaban que las colonias se las arreglaran por sí mismas.

Cuando los hombres se establecieron por primera vez en el tercer mundo de Rukbat y lo llamaron Pern, apenas se habían fijado en el extraño planeta que giraba alrededor del que ellos habían adoptado en una órbita elíptica descabelladamente errática. Al cabo de unas cuantas generaciones habían olvidado su existencia. La absurda órbita del planeta errante le acercaba a su hermanastro cada doscientos años (terrestres) en el perihelio.

Cuando los aspectos eran armónicos y la conjunción con su planeta hermano lo bastante próxima, como ocurría a menudo, la vida indígena del planeta errante trataba de salvar el abismo espacial hasta el planeta más templado y hospitalario.

Durante la frenética lucha para combatir aquella amenaza que caía a través de los cielos de Pern como hebras plateadas, el tenue contacto de Pern con el planeta madre quedó roto. Los recuerdos de la Tierra se alejaron un poco más de la historia pernesa con cada generación sucesiva, hasta que la memoria de sus orígenes degeneró, más allá de leyenda o mito, en olvido.

Para prevenir las incursiones de las temidas Hebras, los perneses, con la inventiva de sus olvidados antecesores terráqueos, desarrollaron una variedad altamente especializada de forma de vida indígena de su planeta adoptado. Los humanos que poseían un elevado nivel de empatía y cierta capacidad telepática congénita fueron adiestrados para utilizar y conservar este singular animal, cuya capacidad de teleportación era de gran valor en la ardua lucha para mantener a Pern libre de Hebras.

Los alados, rabudos y escupefuego dragones (bautizados con ese nombre a causa de los legendarios animales terrestres a los cuales se parecían), sus jinetes, una raza aparte, y la amenaza a la que combatían, crearon un grupo enteramente nuevo de leyendas y mitos.

Una vez a salvo de todo peligro inminente, Pern estableció un sistema de vida más cómodo. Los descendientes de los héroes cayeron en desgracia, como las leyendas caen en descrédito….

 

La busqueda del dragon - Anne McCaffrey

Rukbat, en el Sector de Sagitario, era una estrella dorada tipo—G. Tenía cinco planetas, dos cinturones de asteroides, y un planeta errante al que había atraído y retenido en el último milenio. Cuando los hombres se instalaron por primera vez en el tercer mundo de Rukbat y lo llamaron Pern, prestaron poca atención al extraño planeta que giraba alrededor de su primario adoptado en una órbita elíptica caprichosamente errática. Por espacio de dos generaciones, los colonos apenas pensaron en la brillante estrella roja... hasta que el extravagante curso de la vagabunda la acercó a su hermanastra en el perihelio.

Cuando tales aspectos eran armónicos y no estaban distorsionados por conjunciones con otros planetas del sistema, la vida indígena de la vagabunda se desplazaba a través del espacio en dirección al planeta más templado y hospitalario.

Las pérdidas iniciales que sufrieron los colonos fueron muy importantes, y durante la subsiguiente y prolongada lucha para sobrevivir y combatir a aquella amenaza que caía a través de los cielos de Pern como hebras plateadas, el leve contacto de Pern con el planeta madre se rompió.

Para controlar las incursiones de las temibles Hebras (ya que los perneses habían desguazado muy pronto sus naves de transporte, considerando que aquella sofisticación tecnológica estaba fuera de lugar en tan bucólico planeta), los ingeniosos hombres se embarcaron en un plan a largo plazo. La primera fase implicaba la educación de una variedad altamente especializada de forma de vida indígena. Hombres y mujeres dotados de elevados niveles de empatía y ciertacapacidad telepática innata fueron adiestrados para utilizar y conservar aquellos animales extraordinarios. Los «dragones» (bautizados con este nombre por su parecido con los míticos animales terrestres) poseían dos características sumamente útiles: podían trasladarse de un lugar a otro instantáneamente y, después de masticar una roca rica en fosfina (a la que llamaban «pedernal»), podían emitir un gas que se inflamaba al contacto con el oxígeno del aire. Dado que los dragones podían «volar», serían capaces de quemar a las Hebras en pleno aire, escapando al mismo tiempo de su agresión. Se tardaron generaciones en desarrollar plenamente el uso de esta primera fase. La segunda fase de la proyectada defensa contra las incursiones de las esporas tardaría más en madurar. Ya que la Hebra, una espora micorizoide viajera del espacio, devoraba materia orgánica con insaciable voracidad y, una vez en el suelo, se enterraba y proliferaba con aterradora rapidez. Los que proyectaron el programa de defensa en dos etapas no tuvieron suficientemente en cuenta el azar ni el efecto psicológico del exterminio visible de aquel ávido enemigo. Ya que resultaba psicológicamente tranquilizador y profundamente satisfactorio para los amenazados perneses ver a las Hebras carbonizadas en el aire. Asimismo, el continente meridional, donde se inició la segunda fase, se reveló insostenible, y toda la colonia fue trasladada al continente septentrional para buscar refugio contra las Hebras en las cuevas naturales de las montañas del norte. La importancia del hemisferio meridional perdió sentido en la lucha inmediata por establecer nuevas colonias en el norte. Los recuerdos de la Tierra fueron borrándose de la historia pernesa con cada sucesiva generación, hasta que la memoria de sus orígenes se desvaneció del todo más allá de la leyenda o del mito.

La fortaleza original, construida en la cara oriental de la gran Cordillera del Oeste, no tardó en resultar demasiado pequeña para albergar a sus moradores. Se estableció otra colonia un poco más al norte, junto a un gran lago idóneamente situado cerca de un acantilado lleno de cuevas….

 

Vencer al dragon - Barbara Hambly

A menudo los bandidos acechaban entre las ruinas de la antigua ciudad en la encrucijada. Esa mañana Jenny Waynest calculó que había tres de ellos.

Ya no estaba segura de que fuera cosa de magia, tal vez era simplemente la habilidad, el instinto del habitante de los bosques para detectar el peligro, ese instinto que desarrollaba cualquiera que hubiera llegado a adulto en las Tierras de Invierno. Pero cuando tiró de las riendas al llegar a los primeros muros en ruinas, donde sabía que aún la ocultaba la mezcla de niebla otoñal y penumbra matutina bajo los árboles más frondosos de la selva, advirtió al instante que las bostas de caballo en la arcilla húmeda del camino estaban frescas, libres de la helada que bordeaba las hojas a su alrededor. Notó también el silencio en las ruinas frente a ella: no se oía ni el susurro de un conejo por entre la retama que cubría la colina que había ocupado la vieja iglesia, la iglesia consagrada a los Doce Dioses que amaban los antiguos reyes. Le pareció oler el humo de un fuego escondido cerca de las ruinas de la posada de la encrucijada, pero las gentes honestas se habrían acercado directamente, dejando una huella en las redes de rocío que cubrían la maleza de los alrededores. Luna, la yegua blanca de Jenny, levantó las largas orejas al oler otros animales y Jenny le musitó algo para que guardara silencio mientras le alisaba la desordenada crin contra el cuello. Había estado buscando esos signos antes de que aparecieran....

 

Lagrimas de dragon - Dean R. Koontz

El detective Harry Lyon es un perfeccionista a quien le gusta tener su casa inmaculada, sus trajes bien planchados y los archivos de homicidios mecanografiados sin errores. Para desgracia de Harry, su compañera, Connie Gulliver vive en el caos, urgiéndolo a él a estar a tono con la "Era de destrucción". Pero cuando Harry y Connie están obligados a matar, la sucesión de pesadillas surrealistas hace que la visión cínica del mundo de Connie parezca casi perfecta.

Esa misma tarde un vagabundo misterioso profetiza que Harry estará muerto al amanecer, y enseguida el hombre se inmola ante sus ojos.Harry empieza a ver extrañas criaturas en las sombras y descubre su mundo racional transformado en un lugar de grotescas sorpresas y peligros inimaginables. A medida que se acerca el alba, Harry es atrapado en un torbellino de terror que amenaza con arrasar no sólo con él sino con Connie y con todo lo que él ama....

 

La muerte del dragon - Ed Greenwood & Troy Denning

Siete plagas —cinco desaparecidas tiempo ha, una del presente y una que está por venir— abren una puerta que nadie podrá cerrar. De ella saldrán los ejércitos de los muertos y las legiones del demonio, dispuestas a arrasar la bella Cormyr, a menos que quienes llevan tiempo muertos se alcen para enfrentarse a ellas.

De las Profecías de Alaundo.

El trono púrpura ha sido ocupado siempre por un Obarskyr. Pero ante los zarpazos de la magia negra, los enemigos malignos y un dragón de una crueldad jamás vista, ¿cuánto tiempo más podrá la resistir la familia real de Cormyr?...

 

 La cruz y el dragon - George R. R. Martin

Una de las indiscutibles nuevas luminarias de la ciencia ficción. Luego de la notable novela «Muerte de la luz», y de la interesante colección de relatos «Una canción para Lya», George R. R. Martin (1948) no ha parado de ganar premios. «La cruz y el dragón» se interna en la espesura de la especulación antropológica y se enfrenta al temible monstruo de la mutación religiosa.

Se trata de un relato preciosista en el que se nos describe un grupo de conspiradores encargados de inventarse religiones a lo largo y ancho de la historia y de la galaxia, con supuestas finalidades de estabilidad social y de la lucha de un Inquisidor neocatólico que se topa contra este hecho, cosa que le lleva a perder la fe….

 

 Dominio de dragones - George R. R. Martin 

Adelanto de Danza de dragones.

Cuando los sueños de justicia se tornan pesadillas sangrientas.

Daenerys decide interrumpir su periplo y establecerse en Meereen, con intención de reinar y evitar el rastro de dolor que ha dejado en conquistas anteriores. Pero no le resultará fácil, porque en vez de súbditos que reconozcan su justicia sólo consigue granjearse enemigos. No teme tanto a los que conoce, aquellos que de noche atentan contra sus soldados y libertos, como a quien, según la profecía, la traicionará por amor.

“Dominio de dragones” reúne tres capítulos que formarán parte de Danza de dragones, libro quinto de Canción de hielo y fuego. En este adelanto se nos presenta una Daenerys que madura como mujer y como reina. Como mujer, aprenderá el valor del honor y la traición; como reina, la soledad del trono y el sabor de la sangre derramada a causa de su poder indómito….

 

Danza de dragones - George R. R. Martin

Daenerys Targaryen intenta mitigar el rastro de sangre y fuego que dejó en las Ciudades Libres e intenta erradicar la esclavitud de Meereen. Mientras, un enano parricida, un príncipe de incógnito, un capitán implacable y un enigmático caballero acuden a la llamada de los dragones desde el otro lado del mar Angosto, ajenos al peligro que se cierne sobre el Norte, y que solo las menguadas huestes de uno de los reyes en discordia y la Guardia de la Noche se aprestan a afrontar….

 

 El Dragón Azul - Jean Rabe

Los grandes dragones amenazan con esclavizar Krynn.

Han alterado la tierra por medios mágicos, esculpiendo sus dominios de acuerdo con sus viles inclinaciones, y ahora comienzan a reunir ejércitos de dragones, humanoides y criaturas, fruto de su propia creación. Incluso los antaño orgullosos Caballeros de Takhisis se han unido a sus filas y preparan el ataque contra los ciudadanos de Ansalon. Ésta es la hora más negra para Krynn. Sin embargo, un puñado de humanos no quiere rendirse. Incitados por el famoso hechicero Palin Majere y armados con una antigua Dragonlance, osan desafiar a los dragones en lo que quizá sea su último acto de valentía….

 

Conjuro de dragones - Jean Rabe

Malystryx y Khellendros, los más poderosos de entre los dragones, se desviven cada uno a su manera por obtener el control definitivo sobre Ansalon. El Dragón Azul conspira contra Malys, en un intento de obtener el suficiente poder para acceder a El Griseo y la furia de la hembra Roja ante esa traición resulta gigantesca y abrasadora. La Roja pretende convertirse en diosa agrupando todos los objetos mágicos y sustituir a la Reina Oscura. La pugna ente los malignos dragones y el intento por instaurar el Bien por parte de la nueva generación de héroes configuran el desenlace de la primera trilogía épica sobre la quinta Era.

 

 El retorno de los dragones - Margaret Weis & Tracy Hickman

Son amigos de toda la vida que siguieron caminos distintos. Ahora vuelven a reunirse, aunque cada uno oculta a los demás algún secreto particular. Hablan de un mundo sobre el que se cierne la sombra de la guerra, cuentan historias de extraños monstruos, de criaturas míticas forjadas en la leyenda, pero no dicen nada de sus secretos. Al menos, no por el momento. No los revelarán hasta ques se encuentren con una misteriosa y enigmática mujer, que porta una vara mágica. Ella hará que el grupo de amigos se vea inmerso en las sombras, y que sus vidas cambien para siempre, al tiempo que forjan el destino del mundo. Nadie esperaba que fueran unos héroes.

Y ellos, menos que nadie….

 

El orbe de los dragones - Margaret Weis & Tracy Hickman

Después de El Mazo de Kharas llega la esperadísima segunda parte de Las Crónicas Perdidas de la Dragonlance.

La temida Dama Azul, Kitiara, pone en marcha un complot que conducirá a los caballeros solámnicos hasta el límite del glaciar en busca del Orbe de los Dragones, y su rival Laurana inicia un viaje hacia su destino cuando Sturm, Flint, Tasslehoff y ella se unen a los caballeros en su peligrosa misión.

Pero es Kitiara la que afronta un reto crucial. Jura pasar la noche en el lugar más temido de Krynn: el alcázar de Dardaard. Nadie que se haya aventurado en ese sitio pavoroso ha vuelto para contarlo, pero Kit tiene que enfrentarse a Soth o afrontar la muerte a manos de su reina.

 

Ala de dragon - Margaret Weis & Tracy Hickman

iglos atrás, unos brujos de gran poder dividieron el mundo en cuatro reinos (cielo, piedra, fuego y mar), y a continuación desaparecieron. Con el transcurso del tiempo, la magia perdió vigor y los hechiceros sólo realizaban conjuros en sus propios reinos, olvidándose de los demás. Hoy, únicamente los pocos que han sobrevivido al Laberinto y han atravesado la Puerta de la Muerte conocen la existencia a los cuatro reinos..., pero ni siquiera ellos han desvelado todos los misterios que guarda su mundo dividido. "Ala de Dragón" es la historia de Ariano, el reino del cielo, un mundo de islas que flotan en el aire donde humanos, elfos y enanos luchan por el control del bien más preciado: el agua. En esta lucha, un asesino humano, conocido como Hugh "la Mano", viola cualquier frontera en sus mortíferos viajes. "La Mano" accede a asesinar al hijo del rey sin saber que su víctima será un chiquillo de excepcional encanto. Tampoco espera encontrarse con el criado del príncipe Bane, que parece saber más de lo normal sobre asuntos de magia..., y sobre el mundo.

Ala de dragón es el primer volumen de la saga de fantasía épica titulada El ciclo de la Puerta de la Muerte y que está compuesta por otros seis volúmenes más….

 

El dragon en la espada - Michael Moorcock

Éstas son las crónicas del Campeón Eterno, conocido en los diferentes planos del Multiverso por muchos otros nombres: Erekosë, Elric, Hawkmoon, Corum...

¡Rosa de todas las Rosas, Rosa del Mundo entero!

Tú, también, has venido donde las oscuras olas saltan

sobre los muelles del dolor, y has escuchado

la campana que nos llama, el dulce tañido lejano.

Su eternidad afligió a la Belleza,

te convirtió en uno de los nuestros, y del sombrío mar gris.

Nuestras largas naves rinden sus velas entretejidas de pensamientos y aguardan,

pues Dios les ha prometido compartir el mismo hado,

y cuando, al fin derrotadas en Sus guerras,

se han hundido bajo las mismas estrellas blancas,

Él nunca más escuchará el lamento

de nuestros tristes corazones, que no pueden vivir ni morir.

  1. YEATS

La Rosa de la Guerra…

 

 El dragon de Su Majestad - Naomi Novik 

El capitán Will Laurence sella su destino al capturar el precioso cargamento de la fragata Amitié. El tesoro es un huevo de dragón imperial, regalo del emperador chino a Napoleón. Cuando la fantástica criatura salga del cascarón, elegirá al capitán como su criador. Éste pronto descubrirá que entrenarlo es una aventura fascinante. Juntos tendrán que aprender las peligrosas tácticas de la guerra aérea, pues Francia, dirigida por un Bonaparte más audaz que nunca, ha reunido a sus criaturas para transportar sus tropas sobre suelo británico. ¡Laurence y Temerario se preparan para sufrir su bautismo de fuego!

Naomi Novik es una ávida lectora de literatura fantástica. Estudió literatura inglesa en la Universidad de Brown, y realizó estudios de posgrado en la Universidad de Columbia. Participó en el diseño y el desarrollo del juego de ordenador Neverwinter Nights: Shadow of Undrentide. Después se dio cuenta de que prefería escribir a programar. Vive en Nueva York con su marido y seis ordenadores…

 

Dragon - Peter Straub

En un esfuerzo imaginativo sin precedentes, el célebre autor de obras de misterio y terror, Peter Straub hace un alarde de habilidad narrativa y nos ofrece un relato que va más allá de los límites de la experiencia humana.En la lujosa comunidad de Hampstead se produce un accidente al derramarse un gas tóxico llamado D.R. G-16 que afecta a las personas de esta comunidad y desata fuerzas contenidas en este lugar desde hace mucho tiempo. Tres personas con poderes telepáticos se unen a un viejo escritor para tratar de descubrir los antecedentes de esta tragedia. Los cuatro personajes principales se ven sometidos a crecientes tensiones y terrores es un mundo totalmente dominado por el misterio. Richard Allbee, Patsy McCloud, Graham Williams y el joven Tabby Smithfield descubren cómo el espíritu del mal se va apoderando de su ciudad, y deben escapar de él antes de convertirse en sus víctimas. Sus esfuerzos y las convulsiones de la ciudad, que deben tratar de salvar, se convierten en una trama fantástica y desconcertante que alcanza un clímax angustioso...

 

La estirpe del dragon - Pearl S. Buck

Una novela sobre la invasión japonesa en China. Escrita con la misma intensidad que La buena tierraLa estirpe del dragón nos habla de los míseros campesinos chinos, aferrados al terruño, hollado esta vez por el invasor japonés. Una oleada de fuego y de terror avanza por los campos, destruyendo vidas y haciendas. Pueblos enteros han de huir o someterse a la bestial dictadura del conquistador. Surgen guerrillas en la retaguardia invadida, como signo de un espíritu indomable que no se aviene a sucumbir sin lucha. Esta es la novela de la China eterna, de sus hombres y mujeres que por la vida arrostran la muerte en la guerra

 

Te con el dragon negro - R. A. MacAvoy

Té con el dragón negro es la historia de una mujer llamada Marta Macnamara, que viajó desde Nueva York a San Francisco, invitada por su hija, y del hombre que cambió su vida: un misterioso caballero asiático llamado Mayland Long, que arriesgó sus ancestrales poderes mágicos por ella, para ayudarle en su batalla contra los modernos hechiceros de la informática, en Silicon Valley…

 

El rey dragon - R. A. Salvatore

La paz llegó a las islas Avon del Mar, pero era algo provisional, basado en un armisticio que se había firmado exclusivamente porque seguir adelante con la guerra habría resultado demasiado costoso para el ilegítimo rey de Avon y demasiado desesperado para el reino en ciernes de Eriador, mal equipado y en desventaja en cuanto a organización y número de fuerzas.

En ese país norteño, el hechicero Brind'Amour fue coronado rey, y el entusiasmo demostrado por el pueblo llano, gente independiente y recia, fue justificadamente elevado. Pero el rey Brind'Amour, a quien los siglos habían hecho sabio, puso freno a sus propias esperanzas, consciente de la cruda realidad de que en el poderoso Avon seguía reinando el perverso Verderol, el cual había tenido sometido a Eriador durante veinte años y dominado todas las islas; Brind'Amour sabía que no renunciaría a ello tan fácilmente, dijera lo que dijera el armisticio. Además, Verderol también era hechicero y contaba con poderosos demonios como aliados, así como con una corte que incluía cuatro duques y una duquesa, todos ellos hechiceros de considerables poderes mágicos.

Pero, aunque Brind'Amour era el único mago de Eriador contra las fuerzas sobrenaturales de la corte de Verderol, el hecho de contar a su vez con poderosos aliados era un consuelo para el nuevo rey. Entre dichos aliados, el más importante era Luthien Bedwyr, la Sombra Carmesí, que se había convertido en un héroe de la nación y en el símbolo del Eriador libre. Era Luthien quien había matado al duque Morkney, el que había liderado la revuelta de Monforte y reconquistado la ciudad, tras lo cual le había devuelto el verdadero nombre eriadorano: Caer MacDonald.

De momento, al menos, Eriador era libre, y todas las gentes del país —los marineros de Puerto Carlo y de las tres islas del norte, los fieros jinetes de Eradoch, los fornidos enanos de Cruz de Hierro, los blondos, como se llamaba a los elfos, y todos los granjeros y pescadores— respaldaban de manera unánime a su rey y a su tierra.

Si Verderol intentaba someter de nuevo a Eriador bajo su ilegal tiranía, tendría que luchar contra ellos —todos ellos— por cada palmo de tierra....

 

Hijos del dragon - Richard E. Dansky

Eliezer Wren y el niño guerrero, Yushuv, dos Exaltados Solares bendecidos por la providencia y malditos por el destino, siguen huyendo. Tras ellos, pisándole los talones, viene una hueste de enemigos implacables: la Partida Salvaje de los Sangre de Dragón, el guerrero no-muerto Cazarratas, el lobo-espíritu Rompehuesos y los enigmáticos cazadores de la Buena Gente. Y, por encima de todos ellos, el mismísimo Príncipe de las Sombras, servidor favorito de la Muerte, que espera poder abatirlos y reclamar sus almas como derecho de conquista.

Cuando los dos Exaltados se encuentren al fin, tendrán que unir sus fuerzas para luchar, no contra uno, sino contra todos sus enemigos. Y en tan desesperada circunstancia, puede que ni la fuerza del Sol Invicto baste para salvarlos….

 

Los ojos del dragon - Stephen King

Stephen King convierte un clásico cuento de hadas en una obra maestra del género de terror. Los ojos del dragón es un apasionante relato de aventuras, con héroes arquetípicos, dragones, príncipes y hechiceros... El joven príncipe Peter, hijo del difunto rey, da la talla de monarca y espera heredar el reino. Pero el mago de la corte dispone que sea ungido el príncipe Thomas, un muchacho al que manipula de acuerdo con sus siniestros propósitos. Sin embargo, Thomas posee un secreto que nadie ha sido capaz de adivinar…

 

El trono de huesos de dragon - Tad Williams

El trono de huesos de dragón tenía el aspecto de un extraño altar, rodeado de brillantes y volátiles motas de polvo y franqueado por las estatuas de los seis Reyes Supremos de Hayholt. Los huesos de dragón con los que se había construido eran tan grandes y estaban tan pulidos que relucían pálidamente como piedras bruñidas. El respaldo del trono estaba formado por siete amarillentas costillas, y, suspendido del respaldo del gran trono, colgaba el cráneo y las mandíbulas del dragón Shurakai. Las cuencas de los ojos eran oscuras ventanas rotas y los curvilíneos dientes eran tan grandes como la mano de un hombre. El cráneo del dragón tenía el color de los pergaminos viejos y se apreciaban múltiples hendeduras, pero en él había algo vivo…, algo terrible y maravillosamente vivo.

Este primer volumen de la trilogía Añoranzas y Pesares recuerda irremediablemente a Tolkien, pues muchas situaciones guardan cierto paralelismo con El Señor de los Anillos. La historia comienza cuando una gran guerra, alimentada por los oscuros poderes de la brujería, está a punto de estallar en la pacífica tierra de Osten Ard, después de la muerte del Rey Supremo que había aniquilado al terrorífico dragón Shurakai. Sólo un pequeño grupo, la Liga del Pergamino, puede intentar salvar el reino mediante la búsqueda de tres espadas de poder, perdidas hacía mucho tiempo, y que lo enfrentará a enemigos salidos de las peores pesadillas de los creadores de leyendas.

"Osten Ard vive tiempos pacíficos bajo el reinado del Preste Juan, rey de suprema nobleza que logró la hazaña más increíble de todas, matar al temible dragón Shurakai, cuyos huesos conforman el trono sobre el que se sienta Juan. Simón es un muchacho holgazán huérfano que fue criado por las sirvientas del castillo de Hayholt y que sueña con convertirse en el aprendiz del mago Morgenes para que éste le cuente las más mágicas historias y aventuras.

Pero a la muerte del rey Juan y la ascensión al trono de su hijo mayor Elías, la paz llega a su fin y el mundo se prepara para una terrible guerra que enfrentará a los dos hijos del rey Juan, Elías, cada vez más contaminado por las malas compañías, y Josua el Manco, decidido a impedir que los malvados planes de Elías lleguen a buen puerto.

El joven Simon tendrá un papel crucial en esta historia ya que junto a sus amigos deberá buscar las tres míticas espadas de poder, cuyo paradero es desconocido, para poder contrarrestar los poderes de Elías y del enemigo que está por encima de él, Ineluki, el Rey de las Tormentas."…

 

La muralla del dragon - Troy Denning

La horda bárbara ha conseguido abrir una brecha en la antiquísima Muralla del Dragón y ahora amenaza las tierras orientales de Shou Lung. A pesar de su inmenso poderío, la única esperanza del ejército imperial es Batu Min Ho, un joven general que es descendiente en tercera generación de los bárbaros tuiganos. Pero, al mismo tiempo, la esposa de Batu debe librar su propia batalla en el traicionero terreno político de la corte imperial, donde un espía intenta socavar por todos los medios la confianza que el Hijo del Cielo tiene depositada en su marido.

 

Dragon rojo - Thomas Harris

Sin una razón de peso, el agente especial Jack Crawford no habría turbado la apacible existencia y el anonimato de Will Graham, el hombre que había conseguido desenmascarar al psicópata doctor Lecter, más conocido en los medios de comunicación como «Hannibal el Caníbal». En efecto, las circunstancias que rodean los asesinatos de dos familias en Birmingham y en Atlanta convierten al investigador Graham en un hombre imprescindible del equipo de detectives que investigan el perfil psicológico del monstruo, el «Dragón Rojo», y las horribles mutilaciones que inflige a sus víctimas…

 

El imperio de los dragones - Valerio Massimo Manfredi

Anatolia, año 269 d.C: el emperador Valeriano se encuentra cercado por los persas en la ciudad de Edesa. Decidido a lograr un acuerdo con sus enemigos, sale de las murallas acompañado de su guardia, al mando de Metelo; pero los persas, traicionando la inmunidad de los negociadores, apresan a los romanos y los obligan a hacer trabajos forzados en una mina. Metelo y sus hombres logran escapar y burlar a sus perseguidores gracias a la ayuda de un extraño personaje. Este procede de un remoto país, del que Metelo apenas había oído hablar antes: China, el Imperio del Centro. China, con sus bellos paisajes, sus extrañas costumbres y sus técnicas de lucha, tan sorprendentes como eficaces, fascina a Metelo, y más aún después de enamorarse de Yun Shan, su guía en el mágico y misterioso país. Las aventuras de ambos, los contrastes de sus culturas, sus amores son la base de esta vibrante y cautivadora novela, en la que la aventura se conjuga con los sentimientos y con una historia que, no por ser sorprendente y poco conocida, es menos real….

AQUÍ TERMINA LA PRIMERA PARTE DE NUESTRO RECOPILATORIO POR EL MOMENTO. ESPERO PODAIS DISFRUTAR LOS LIBROS AL COMPLETO SI OS GUSTARON LOS PROLOGOS.

VISITE NUESTRA TIENDA

Deja un comentario