La Era de los dragones

La Era de los dragones
Indice de Contenido[Mostrar]

La Era de los dragones

Hubo una época en el pasado remoto de nuestro planeta en que el mundo estaba poblado por reptiles gigantescos, muchos de ellos carnívoros y cazadores poderosos. En la Era Mesozoica, los pterosaurios surcaban los cielos en bandadas, los plesiosáuridos dominaban los mares y gigantescos animales terrestres devoraban manadas enteras de grandes mamíferos.

No obstante, cuando se habla de la Era de los Dragones, nadie suele pensar en dinosurios y eras geológicas (al menos no fuera de las facultades de paleontología), sino en dragones como los de las leyendas medievales, escondidos en oscuras cavernas y enfrentándose a las tres razas bondadosas de las leyendas nórdicas: elfos, enanos y hombres. Esta Era de los Dragones ha sido explicada de distintas formas a lo largo de las últimas décadas:

Una de las descripciones más sugerentes de esta Era de los Dragones nos la proporciona Warhammer 40.000, un juego de rol con miniaturas cuyo manual para la octava edición explica lo siguiente: Hace miles de años, el mundo entero estaba poblado por todo tipo de animales monstruosos que dominaban los cielos y todos los territorios emergidos. Estas criaturas eran poderosas e inteligentes y hablaban con gran elocuencia. También eran grandes guerreros, y luchaban entre ellos por el dominio del mundo. Pero el aumento de la temperatura del mundo fue demasiado para esos animales y, aunque la mayoría sobrevivieron al cambio, quedaron aletargados en sus cuevas.

En las historias de Eletale, que se basan en el escenario de campaña de D&D Falcongris pero llevan años evolucionando al margen de la franquicia, también se habla de una Edad de los Dragones durante la cual los dragones llegaron al reino de Aidyn y lo asolaron, resultando en grandes desastres para sus pobladores. En esta versión de la historia, a diferencia de en la de Warhammer, los dragones no eran una raza autóctona de la Tierra sino que habían llegado desde otros mundos.

Finalmente, en las historias de la Dragonlance también se cita una época de los dragones, ya que en este caso los dragones son hijos de los dioses creadores: Paladine (el Padre de Platino) y Thakisis (la Reina Oscura). Las favoritas de Paladine eran sus hijas, sabias y bondadosas y de colores metálicos. Los favoritos de Thakisis eran sus hijos, poderosos y crueles, cada uno de un color distinto. Aunque nunca llegaron a procrear, esos 12 seres dominaron la Tierra hasta la llegada de elfos, orcos, enanos y hombres, y aún después siguieron interviniendo en los asuntos de las razas “inferiores”.

 

Deja un comentario